HIDRÁULICO / VINTAGE

El mosaico hidráulico, o mosaico de cemento, es un tipo de baldosa fabricada artesanalmente sin cocción, que consigue su forma, tras verter una composición de polvo de mármol, cemento blanco, pigmentos y agua en unos moldes en los que posteriormente y en su forma original de fabricación, se produce un prensado hidráulico, que es el que da el nombre a estas piezas.
La medida más habitual de los mosaicos hidráulicos es de 20 x20, porque en sus orígenes era la medida estándar de fabricación exigida para la exportación, aunque también es posible encontrar actualmente baldosas de gres con inspiración vintage en otros formatos y medidas, que generalmente presentan un grosor menor que los originales.
La porosidad del material original, hacía necesario complementar la baldosa hidráulica con una capa protectora contra las manchas y grasa principalmente.
Actualmente las baldosas hidráulicas son directamente impermeables, y también se fabrica con características antideslizantes o acabado envejecido para conseguir una mejor aproximación si se desea una apariencia de material recuperado original.
La tendencia vintage está tan de actualidad, que incluso se reproducen las ideas figurativas de los mosaicos hidráulicos en otro tipo de materiales vinílicos, madera, y laminados. Ofreciendo una alta demanda para las zonas de exteriores siendo un complemento decorativo dentro de las últimas tendencias.
En cuanto a la terminación decorativa, la oferta es ilimitada en motivos florales, arabescos, vegetales y geométricos.
Este tipo de azulejos hidráulicos, se impone como tendencia mayoritaria sobre todo en países de clima cálido y mediterráneo, desde finales del siglo XIX, y durante la primera mitad del siglo XX.

Mostrando 1–15 de 19 resultados